Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

yes

Featured Slider Styles

[Fullwidth]

Display Trending Posts

yes

Display Instagram Footer

yes

Dark or Light Style

El Lolita y los malentendidos.



Un día, navegando tranquilamente por internet me encuentro un artículo, en el que ''explica'' lo que es el lolita, lo que nosotras hacemos, y lo que necesitamos para ser lolitas, donde casi todo es mentira.


Publicado por una revista mexicana, Trama Magazine, ''Las ''lolitas'': perversión vuelta tendencia'' es un artículo que, como muchos otros acerca del lolita, fue hecho por alguien que no tiene que ver con esto. Acierta algunas cosas, y el resto, las inventa o cuenta algo que escuchó por allí.  Así, se crea un gran malentendido, dejan mal parado al movimiento y desinforman a gente, que puede estar o no interesada en este estilo. Aquí, me gustaría citar a Claudia, que comento el artículo, ''Qué pasa, por ejemplo, si alguien lee esto, conoce una lolita y la maltrata o asume un prejuicio respecto suyo?''...

Fuente: http://www.missdoyle.com


Hoy, aquí, quiero aclarar algunas cosas de este artículo que no pueden seguir así, empezando por el subtitulo, ya que es obvio que el título también es erróneo.
En Occidente se requiere de dos partes para que el concepto funcione: una Living Doll y un Gentleman que la guíe en el camino de la vida
El subtítulo dice que el lolita es diferente en Oriente que en Occidente, cosa que es totalmente mentira. Todas las lolitas en el mundo buscamos un mismo fin estético, pueden variar nuestros estilos, el corte de nuestro petticoat o el tamaño de nuestro headdress, pero seguimos buscando lo mismo: belleza, sentirnos bien y feminidad. Queremos ser nosotras mismas, queremos volar, queremos expresarnos, y este estilo nos deja. El lolita es una parte de nosotras, pero al mismo tiempo es solo ropa. El lolita muchas veces es todo lo que somos, pero nunca, NUNCA, deja de ser ropa. Vamos con algo que me pareció verdaderamente ofensivo, denigrante, ¿Acaso nosotras, solo por seguir esta moda, nos convertimos en muñecas vivientes que no saben nada de la vida? Nosotras no necesitamos un hombre adinerado, ni intentamos buscarlo. El lolita no es un fetiche, nos vestimos así por nosotras, todo esto es solo por nosotras, por nuestra búsqueda, por interiorizar, por lo que sea, pero por nosotras.
El origen de la tendencia
Empiezo, lo que buscamos no es parecer niñas, no todas las lolitas son asiáticas, ''¿Por que hay tanta asiática que se viste de esta forma?'' Fácil, porque el estilo nació allí, les gusta. En Japón el estilo es mucho más popular y aceptado que aquí. En esta parte dice, entre otras cosas, que el lolita nació por el Visual kei, y empezaron a vestirle (Cito la página) por que ''la infantilidad podía ser una cómoda tendencia para desenvolverse en alternativas distintas a las esperadas por la sociedad, justificando sus conductas'' como ya dije anteriormente, no buscamos parecer niñas, no buscamos infantilizarnos, y aunque nombre al Visual Kei en las etiquetas y en el artículo, no tiene nada que ver con el lolita.
El diseñador que se encargó de crear su propia marca para que las usuarias pudieran compartir su moda fue el famoso cantante Mana (...).
En respuesta a esto, me gustaría citar a Juana, de ''Puras Babosadas'':

''Como se ha dicho anteriormente, Mana (quien no es cantante, sino guitarrista) no introdujo el Lolita al mercado, sino que popularizó el estilo masivamente. La palabra Lolita, empleada en la moda, se escinde absolutamente de cualquier connotación negativa, y desde luego, de lo infantil. Ningún recuerdo de Nabokov se pretende en el uso de la palabra referida a la moda. ''

Sobre esto último, quiero citar a Juana de nuevo, ya que creo que no podría explicarlo mejor, ''Creo que este tema es, en la comunidad Lolita, de los más tratados y más odiados. Primero, por que debido al poco entendimiento del mismo y a la lectura fácil de esta Street Fashion ("Si se llama Lolita, debe ser de Nabokov"), las Lolitas, sobre todo en Occidente, nos las hemos visto pardas con la aceptación de nuestra manera de vestir, pues se nos adjudican valores morales y conductas que ni se pueden ni se deben inferir sobre una persona únicamente por su ropa".  

Por aquí vuelve a hacer hincapié en el Visual Kei y la infantilidad, no vale la pena responder.
En cuanto a la edad de uso de esta moda (porque sí se marca debido a la noción de la eterna juventud), va desde los 15 hasta los 35 años, aunque hay quienes sigan usándola a los 40. Dependiendo del vestuario, las lolitas se clasifican a sí mismas en subcategorías que las definen e incluso marcan un rango de edad. Algunas de ellas optan por elementos sofisticados en el vestido como el Elegant Aristocrat, hasta usos de apariencia infantil más marcada como el Sweet Lolita, pasando por una forma erótica, conocida como el Erololi. La diversidad de las categorías es dinámica debido a las etapas de vida que atraviesa esta moda.
No, no hay una edad para empezar o dejar de vestir lolita, y tampoco nos clasificamos en subcategorías por la edad. Puedes ver hermosas Sweet Lolita de 40 y tantos años o unas elegantes Gothic que están entrando en su pre adolescencia. El Sweet no pretende aniñarnos, intentamos vernos más ''Dulces'', como su traducción literal lo muestra. El Erololi no es erótico, con el Erololi mostramos lo que se consideraba erótico en siglos pasados, como corsés, bucaneras, miriñaques, o simplemente no usar blusa debajo del vestido, cosa sumamente simple, el Erololi también se viste con muchísima elegancia, sin caer nunca en lo vulgar. 
Más allá de la apariencia, las lolitas tienen comportamientos más profundos.(...)
(...)Esta moda evolucionó al grado que dejó de ser una muestra de libertad para consagrarse como una tendencia que ha marcado a una generación a nivel mundial.
Citaré por ultima vez a Juana, por que creo que ella explica todo esto mejor que yo:

''En efecto. Las adeptas al Street Fashion Lolita, tenemos comportamientos más profundos: estudiar carreras universitarias, tener familias, ganar nuestro dinero, triunfar en nuestras vidas. Es decir, comportamientos tan profundos como los de cualquiera. En Oriente, el Lolita se opone a muchas reglas tradicionales de la sociedad, la más importante de ellas, la apariencia considerada como "normal". Es por ello que las  Lolitas tienen espacios de congregación, siendo el más importante y conocido el puente de Harajuku, en Tokio. Para la sociedad japonesa no es una norma criticar al vecino por la apariencia, sin embargo, ello dista de ver a las Lolitas como normales. En Occidente no se toma ni se juzga como disfraz por nadie que lo practique. Quienes lo juzgan así, suelen estar, por desgracia, sesgados a sus propias ideas sobre la moda, sobre lo que "debe ser" en el comportamiento, o sobre la sociedad en general.
Una persona que viste Lolita no se convierte ni se adhiere a la etiqueta de Living Doll, ni lo considera una transformación necesaria, mucho menos requiere de "dos partes" para funcionar, ni actividad sexual que legitime la vestimenta''.

Por ultimo, quiero pedir como todas, que la revista reconsidere este artículo y lo mal que nos puede hacer a las lolitas, no está bien inventar cosas de una moda por su nombre, y mucho menos denigrar a quienes lo visten.

No somos Nínfulas, no somos LivingDolls, no buscamos un Sugar Daddy, no queremos infantilizarnos, no es un fetiche, no es un disfraz.

***
¿Y a ustedes alguna vez les dijeron algo de lo que dice este ''artículo''? ¿Ya lo habían leído? ¿Que opinan al respecto?

***
Fuentes:
Artículo. -Blog de Juana (Puras Babosadas) -Imagen.

You Might Also Like

Follow @Bowsmagazine